Cuando pides pizza y aunque estuvo deliciosa no lograste terminártela piensas que no sabe igual cuando la calientas por eso en Sport Pizza tenemos los mejores trucos para recalentar sin que se haga chiclosa o dura. Estas son 5 formas para calentarla.


HORNO DE MICROONDAS
Tarda unos 45 segundos, aunque difícilmente se obtiene una base crujiente ya que el agua de los alimentos se convierte en vapor y los humedece. Por eso debes colocar un vaso de agua para reducir la potencia con la que se recalienta la pizza. Pero si de plano la quieres crujiente no utilices el microondas.


PARRILLA O ASADOR
Si decides colocar esa rebanada del día anterior, en el asador, la pizza tarda alrededor de 10 minutos o menos para calentarse. El gran beneficio es en la masa ya que se hace crujiente, aunque debes estar al pendiente de que no se queme.


FREIDORA DE AIRE
Sácale todo el provecho posible a este aparato, los alimentos logran una consistencia crujiente sin la necesidad de usar aceite para lograrlo. No ensucias básicamente nada, solo colócala en la canasta y revisa cada 30 segundos, estará ahí dentro en promedio unos 4 minutos.


HORNO
Puedes hornear tu rebanada incluso sin esperar a precalentar y no pasa nada, colócala en una charola con un poco de papel aluminio para evitar que se seque, ponla en la parte más baja para que le llegue más calorcito. Tarda alrededor de 20 minutos en estar lista y crujiente.


SARTÉN
Coloca la rebanada en el sartén sin tapa hasta que la corteza comience a verse crujiente y el queso empiece a verse brillante; luego agrega unas gotas de agua un tanto alejadas de la pizza y tapa durante un minuto. De esta manera el queso se derretirá con el vapor. Tarda unos seis a siete minutos en estar lista.